foradia ivace

Dos años para cubrirse de Gloria

Article per Amalia Payá Arsís

La borrasca Gloria provocó en 2020 cuantiosos daños a lo largo de la Comunidad Valenciana. El Gobierno Central y autonómico se apresuraron entonces a aprobar y publicar sendas convocatorias de ayudas dirigidas a ayuntamientos con el fin de paliar los daños producidos. Han pasado dos años desde el paso de la borrasca. Han pasado dos años desde el anuncio de ayudas por parte de Ximo Puig. Dos años después, todavía no ha llegado ni un solo euro.

Alcoy sufrió la crudeza del temporal: las lluvias torrenciales ocasionaron enormes daños en infraestructuras y bienes públicos de una maltrecha ciudad, provocando desperfectos en equipamientos públicos como instalaciones culturales, deportivas, parques, jardines o alumbrado público.

La borrasca actuó con especial virulencia sobre las edificaciones residenciales, públicas y privadas, provocando el derrumbe de ocho de éstas y ocasionando el mayor drama: el realojo de las familias por los desperfectos ocasionados en las viviendas municipales que habitaban y la pérdida de una persona.

Los daños ocasionados por el temporal requirieron actuaciones de carácter inmediato de retirada de escombros, contenciones, reparaciones, o desvíos de tráfico.

La Secretaría de Estado de Política Territorial y Función Pública aprobó la convocatoria de las subvenciones previstas para diversas situaciones catastróficas acaecidas entre el 1 de abril de 2019 y el 31 de marzo de 2020. El Ayuntamiento de Alcoy solicitó ayudas por importe de 356.143,82 euros recibiendo finalmente solo 165.255 euros.

El 27 de enero de 2020 el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana publicó el anuncio del inicio de actuaciones para paliar los daños producidos por la borrasca en la comunidad.

Los servicios técnicos municipales de Alcoy trabajaron con rapidez en las gestiones requeridas con el fin de poder acogerse a las subvenciones que se comprometió a conceder el ejecutivo que dirige Ximo Puig. La ayuda solicitada por el Ayuntamiento de Alcoy, tras realizar la valoración de los daños, ascendía a más de seis millones de euros.

Han pasado dos años desde aquel anuncio a bombo y platillo del Consell. Han pasado dos años desde la inmediata presentación de la documentación por parte del Ayuntamiento de Alcoy y, a día de hoy, las ayudas todavía no se han resuelto ni se sabe cuando se concederán.

A la indiferencia y el abandono de la administración autonómica, con el presidente Ximo Puig a la cabeza, hay que sumar la de Antonio Francés. La obligación del alcalde de Alcoy es reclamar estas ayudas y no callar por favores o recompensas personales a nivel de partido. Su prioridad debería ser siempre su ciudad. Por desgracia, nuestro alcalde ya dejó patente su impasibilidad cuando, pese al drama que estaba viviendo la ciudad, con la pérdida de la vida de una persona, fue incapaz de deshacer inmediatamente el camino que le llevaba hasta FITUR en Madrid.

Las lluvias torrenciales de la fatídica borrasca dejaron en papel mojado las promesas del gobierno de Ximo Puig y han puesto de manifiesto la pésima gestión y falta de compromiso de Antonio Francés con los alcoyanos. Después de dos años, se han cubierto de Gloria.

Font: Amalia Payá Arsís, regidora del Partido Popular en el'Ajuntament d'Alcoi./


Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *