lasarga alcoimpuls

‘Història i tradició a les festes de moros i cristians’

Per Mauro Urios

mauro

Mauro Urios./

Últimamente, con esto de las fiestas, he visto a algunos muy preocupados de repente por respetar la tradición de los moros y cristianos y muy preocupados por la historia. Así que he decidido echarles una mano con esto de la historia, desde mi modesto conocimiento sobre el tema.

Me dicen que unas cuantas mujeres están intentando romper la fiesta y faltar al respeto a la historia que nuestros antepasados medievales forjaron con sangre. Parece ser que quieren formar escuadra al igual que los hombres, siendo que en esa época las mujeres no iban a la guerra.

Esto es cierto, pero desde mi modesto conocimiento sobre guerras medievales, tengo entendido que tampoco los niños de nueve, diez, once años… iban a la guerra. Y ellos forman escuadra. Tampoco los viejos de 70 años iban a librar la batalla movidos por carrozas. Les invito a que impidan a estos sujetos formar escuadra, pues están faltando a la historia.

También decirles, que me he dado cuenta de que hay una filá que también se empeña en destrozar nuestra fiesta histórica: los Contrabandistas andaluces. Les recuerdo que los contrabandistas andaluces datan del siglo XIX, no estaban presentes en las guerras medievales del siglo XIII. Entre otras cosas, porque por aquél entonces en la actual Andalucía seguían viviendo “moros”, debido a que aún no se había conquistado Al-Ándalus. Además, tengo serias dudas sobre el uso de navajas de dos metros como instrumento de guerra.

Los trabucos son otro tema que me viene quitando el sueño. Tenía entendido que en la edad media las guerras se libraban con espadas y flechas, no con armas de fuego. Y debe ser, que si un tal Jorge disparaba flechas, imagino sería porque no tenía trabuco. Por favor, prescindand de estos modernos artilugios y supriman El día de los Truenos.

Y qué decir de los ignominiosos “boatos” que desfilan junto a los guerreros que desfilan hacia la batalla. Tened por seguro que, de existir esos “boatos”, estaban reservados a los festejos populares y de palacio, no tenían la función de crear un escenario decorativo en la guerra.

Ah, y por favor, que se les de una espada a los “Maseros”, que si los señores del campo iban a la guerra cogían armas, no se llevaban el rastrillo ni la horca.

Sin más, con la firme intención de hacer respetar la tradición histórica, insto a los encargados de la fiesta a sacar de nuestros desfiles militares medievales a niños, ancianos, contrabandistas con trabucos, boatos, y otros elementos atemporales que no hacen honor a nuestras históricas fiestas.

Y si no están dispuestos a hacerlo, que pongan de manifiesto su misoginia o que dejen formar escuadra a mujeres, pero que no nos vengan con rollos historicistas, que la historia, según parece, les trae sin cuidado.

Font: Mauro Urios./


firamodernistaalcoi

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *