foradia subscriutegrat

Dr. Messeguer: La ventaja del cáncer de piel es que se puede ver

Francesc Messeguer Badia, dermatólogo en el Hospital Virgen de la Salud de Elda, y dermatólogo responsable de la Unidad de Dermatología del Sanatorio San Jorge de Alcoy.

Dr. messeguer

“La ventaja del cáncer de piel es que se puede ver”

La redacción de El Gratis ha acudido a entrevistar al doctor Francesc Messeguer Badia, dermatólogo en el Hospital Virgen de la Salud de Elda, y dermatólogo responsable de la Unidad de Dermatología del Sanatorio San Jorge de Alcoy, al que agradecemos su tiempo y la visión que nos da en torno a su especialidad, y sus consejos médicos sobre como reparar el daño solar.

– ¿Qué efectos nocivos genera el sol sobre nuestra piel?

Por una parte, las quemaduras solares generan un daño solar acumulativo que aumenta a lo largo de los años el riesgo de cáncer de piel. Por otra parte, la exposición solar aumenta de forma precoz el número de manchas solares (lentigos solares) y arrugas.

Díganos, tras el inevitable daño solar que ocurre sobre nuestra piel durante los meses de verano, ¿qué actitudes nos recomienda para reparar estos daños?

Ahora toca reparar esta piel y prepararla para el invierno, devolviendo la hidratación, el tono, el volumen, la luminosidad y la elasticidad a la piel, eliminando también con esto esas arrugas que empiezan a aparecer por mucho que nos cuidemos.

Estas arrugas aparecen al deshidratarse la piel en verano, dañarse el colágeno y perder su elasticidad. Está demostrado que a mayor exposición solar, más manchas y arrugas aparecerán en la piel. Las personas que han estado más expuestas al sol durante su vida, tienen mayor número de manchas y arrugas, y además más intensas.

Algunos de los tratamientos para las manchas y arrugas son: peelings exfoliantes (para eliminar las capas dañadas de la piel que al mismo tiempo eliminarán esas manchas que quieren empezar a aparecer después del verano), cremas y serums despigmentantes (cuya composición y forma de aplicación varían en función de la mancha y del tipo de piel de cada uno), algunos tipos de láser… También en los últimos años están apareciendo numerosos nutricosméticos y antioxidantes que van demostrando su eficacia en la reparación del daño solar y en prevenir el fotoenvejecimiento.

Y no hay que olvidar que es de máxima importancia la aplicación de productos fotoprotectores, entre otras estrategias de protección solar, no sólo en los meses de verano, sino durante todo el año.

Podemos asegurar que, en realidad, la mejor crema antiarrugas que existe es la aplicación diaria de un buen protector solar.

 La mejor crema antiarrugas que existe es la aplicación diaria de un buen protector solar.

 – Usted está enumerando varios tratamientos cosméticos ¿La cosmética forma parte de la especialidad?

Efectivamente, un campo relevante en nuestra especialidad es la dermatología cosmética, cada vez más demandada por nuestros pacientes, de cualquier edad y sexo. Es preferible que la dermocosmética la realice un dermatólogo, ya que es el único médico capaz de diferenciar lo que es puramente estético de las verdaderas lesiones cutáneas (inflamatorias y tumorales).

– ¿Qué cuidados hemos de aplicar para mantener la piel en buen estado?

Hemos de conocer las diferentes funciones de la piel para no provocar un mal funcionamiento de las mismas. Para mantener una buena función barrera cutánea tenemos que evitar todo aquello que altere esta barrera, por ejemplo: una exposición excesiva al sol, una higiene deficiente o excesiva, la utilización de productos o sustancias que irriten la piel o produzcan reacciones alérgicas.

-¿Cuándo se considera que la piel está en buen estado?

Cuando es capaz de cumplir con las funciones propias de la piel y no presenta daños que no son propios de la edad del paciente ni alteraciones que sugieran que existe una enfermedad cutánea o sistémica que se manifieste en la piel.

 “Cada grupo de edad tiene sus enfermedades cutáneas propias”

 – ¿Qué problemas más frecuentes llegan a sus consultas?

Hay que tener en cuenta que cada grupo de edad tiene enfermedades propias. En el campo de la dermatología pediátrica se observan especialmente tumores cutáneos benignos (angiomas) y lesiones de eczemas. En la adolescencia aumenta el número de consultas por lesiones pigmentadas (lunares), enfermedades de las glándulas sebáceas (acné) o enfermedades de transmisión sexual y en una edad más avanzada es llamativo el aumento en el número de casos de cáncer cutáneo.

– ¿Es muy frecuente el cáncer de piel?

Verdaderamente sí que es frecuente. Existen tres tipos de cáncer de piel, que son los siguientes, de mayor a menor frecuencia (y de menor a mayor agresividad): carcinoma basocelular, carcinoma epidermoide y melanoma.

Cada año se diagnostican En España alrededor de 3.200 nuevos casos de melanoma, el tipo más agresivo de cáncer de piel que, sin embargo, se puede curar hasta en un 95% de los pacientes cuando se detecta en sus estadios iniciales. Por eso, además de prevenir los factores de riesgo que favorecen su aparición, los especialistas insistimos en la importancia de las autoexploraciones cutáneas, y en acudir al dermatólogo en cuanto se observen alteraciones sospechosas.

Respecto al numero de carcinomas (basocelulares y epidermoides) son menos mortales pero mucho más frecuentes, y requieren cirugías y en ocasiones, tratamientos radioterápicos. Estamos observando un incremento alarmante de estos dos tipos de tumores, cada vez a edades más precoces, que se asocian a exposición solar crónica. De nuevo, la prevención se basa en evitar el daño solar, mediante el uso continuo de fotoprotectores, y su pronóstico depende de realizar un diagnóstico lo más precoz posible para poder realizar cirugías menos mutilantes.

– ¿Se puede evitar el cáncer de piel?

Sí que podemos disminuir en gran parte el riesgo de cáncer de piel. la fotoexposicion aguda intensa, y el daño solar crónico son factores de riesgo importantes. Por eso, como ya hemos dicho, es fundamental la el uso de protectores solares y de otras medidas de fotoprotección (ropa, gorros, buscar la sombra….) Desgraciadamente, también existen factores genéticos asociados al cáncer de piel, como poseer un tipo de piel clara, sobre los que no podemos actuar por lo que probablemente no podemos evitar al 100% el riesgo de neoplasias cutáneas, incluso siguiendo todos los consejos de fotoprotección. Sin embargo, sí que está en nuestra mano evitar el cáncer de piel avanzado. Diagnosticarlo de forma temprana, en su fase “in situ” y poco invasivo, nos permite hacer cirugías más localizadas y en la mayoría de casos curativas.

El cáncer de piel avanzado requiere cirugías oncológicas amplias, produce afectación de ganglios y en algunos casos, pude matar al paciente.

Probablemente no podemos evitar al 100% la aparición del cáncer de piel, pero sí que está en nuestra mano evitar el cáncer de piel avanzado.

 – ¿Qué factor de protección solar mínimo es aconsejable para las pieles claras?

En cualquier tipo de piel, especialmente en aquellas pieles claras y sensibles, el factor de fotoprotección recomendable es el de 50: filtra más del 98% de los rayos ultravioleta. No se recomiendan filtros de índice inferior, y los factores de índice superior no aportan mucho más. Por otra parte debemos tener en cuenta que ese índice se elabora con una cantidad teórica de crema aplicada, y muchas veces nos aplicamos una cantidad menor de crema que la que deberíamos, hecho que puede disminuir su eficacia. También hay tener en cuenta la duración del efecto, que es de 2-3 horas, momento en que hay que reaplicar el fotoprotector.Debemos usar filtro solar diariamente, durante todo el año.

– ¿La población está concienciada de la peligrosidad de la exposición solar?

Queda mucho por hacer, pocas personas saben que 1 de cada 6 personas va a tener cáncer de piel. Si fuéramos más conscientes dejaríamos de pensar que el cáncer de piel es algo que “le toca a los otros”, y seríamos más responsables con el sol. La mayoría se ponen crema para no quemarse en ese momento, no para prevenir un melanoma o un carcinoma cutáneo. Ahí es donde está nuestro papel, en concienciar de este peligro real a nuestros pacientes y a la población en general.

Francesc Messeguer Badia: Es Licenciado en Medicina por la Universitat de València, en el año 2007. Especialista en Dermatología Médico Quirúrgica y Venereología. Fue residente de Dermatología en el IVO Valencia bajo la dirección del Dr. Carlos Guillén (2008-2012). Ha realizado estancias formativas y proyectos de investigación en diferentes instituciones (Dermatología Pediátrica en el Hospital Niño Jesús de Madrid, Dermatología Oncológica en el IVO). Actualmente es médico adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital Virgen de la Salud de Elda. Ha publicado más de 50 artículos en revistas nacionales e internacionales, y ha realizado más de 30 comunicaciones orales en congresos nacionales e internacionales, con obtención de numerosas menciones y premios científicos.


Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *